2022: El Mundial de la vergüenza

Sepp Blatter en una de las mayores vergüenzas de la FIFA.
(Por: Daniel Brown Mansilla) El Mundial de la vergüenza. Es lo que yo considero de Catar 2022 desde que se adjudicó la organización del certamen al país persa. Corrupción, compra de votos, sobornos, esclavitud, más de 1200 muertos en las obras del estadio. Son varias razones para ponerse en contra de lo que veremos dentro de cuatro años y
algunos meses más.

Rusia fue cuestionada por organizar el Mundial 2018. Aislada y con una historia de corrupción que manchó la designación de la sede, la gente se encargó de voltear la situación hasta hacer de la última Copa del Mundo un evento excepcional. Moscú fue un punto neurálgico para poder considerar a Rusia como el mejor organizador de los últimos tiempos, según Gianni Infantino, presidente de FIFA. Pero ahora viene Catar, país al que nunca se le debió dar la sede dado el desbarajuste en el calendario, que será caótico pues mata a todas las ligas, desde la más débil hasta las más importantes en Europa.

Si se pretende hablar de transparencia y honestidad, sería el acto más honesto de FIFA driblear los intereses árabes y retirar la sede. Eso hablaría mucho de Infantino como un ejecutivo que busca la honestidad porque de mantener la sede en Catar, se avalaría la corrupción, ilegalidad y también la violación a los derechos del hombre. Es importante no dejar que se juegue en Catar, un país sin tradición futbolística, que nunca ha clasificado a una Copa del Mundo y que nunca ha presentado un nivel como para jugar un Mundial. Tendrá que nacionalizar jugadores si quiere ser decente en su Mundial.

Si Infantino mantiene a Catar como sede del Mundial 2022, serán tan corrupto como su antecesor: Joseph Blatter, una de las cabezas más cuestionadas en los últimos años de la FIFA.

Foto: Reuters
Hace unas semanas, Giani Infantino confirmó las fechas del Mundial 2022: Del 21 de noviembre al 18 de diciembre, rompiendo así la tradición de realizar el evento a mitad de año calendario. Y no descartó que la cifra de participantes aumente de 32 a 48, lo que significa otro despropósito del máximo ente rector del fútbol en el planeta. 

En materia de organización y construcción de los escenarios para la competencia, han fallecido 1200 trabajadores en tres años de construcción del Mundial. Si no hay nada que cambie este panorama, la cifra puede aumentar a cuatro mil para el 2022. Según Anmistía Internacional, los trabajadores llegan a hacer más de 12 horas diarias los siete días de la semana y no trabajan pese al duro invierno catarí.


Abdeslam Ouaddou

Abdeslam Ouaddou (Marruecos, 01/11/1978) militó por mucho tiempo en la Premier League de Inglaterra. Se fue a Catar seducido por un jugoso contrato pero con el correr de los años se fue convirtiendo en un activista contra la disputa del Mundial 2022. En una entrevista para Kaiser Magazine, se le consultó lo siguiente:

P. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta un trabajador en Qatar?
R. La situación de los trabajadores es un escándalo humanitario y las grandes potencias occidentales condenan lo que sucede, los trabajadores no tienen derechos, ellos trabajan durante largas horas por una miseria, no tiene seguro sanitario ni hay seguridad en los lugares de trabajo. La confiscación de pasaportes, duermen hacinados en habitaciones de 30 personas, no pueden regresar a sus hogares a causa del sistema de Kafala (nombre que se da en el derecho islámico a la institución del cuidado de un niño/a por una persona distinta a la de sus padres biológicos), hay 400 muertes cada año en las sedes de la Copa del Mundo, donde se celebrará el partido inaugural en 2022, si nada cambia, se estima en más de 4.000 muertos. El mundo del deporte debe decir basta a esta farsa. Nosotros no podemos tolerar la esclavitud de un país y los muertos en los estadios. Nosotros tenemos unos futbolistas con ética, entonces si la moralidad de Qatar no cambia para proteger la legislación de los trabajadores y no se va a abolir la Kafala, será la Copa del Mundo de la vergüenza, de la esclavitud y del incumplimiento de los derechos humanos.

P. Actualmente trabaja para que se haga justicia y se respeten los derechos humanos en Qatar. Una de sus campañas se dirige hacia la Copa del Mundo de 2022. ¿Por qué no debe celebrarse el Mundial en Qatar?
R. La Copa del Mundo no debe celebrarse en Qatar por las siguientes razones: La sospecha de corrupción. ¿Dónde está el Informe García? El Testimonio de Phaedra Al-Majid, no se respetan los derechos humanos ni de los trabajadores, la esclavitud, la violación del 13% de las mujeres en prisiones de Qatar, sin posibilidad de asistencia legal, el calor, la Copa del Mundo se ha jugado siempre en verano, ¿por qué hacerlo en invierno?. Los cambios en los calendarios europeos, la Champions League y los campeonatos nacionales, los cargos no válidos en informe de la candidatura inglesa, australiana, americana, japonesa, etc.

P. ¿Podría explicar a nuestros lectores en qué consiste el proyecto www.rerunthevote.org? 
R. Esta campaña busca reasignar la Copa del Mundo a un país que respete los derechos de los trabajadores, de los hombres y las mujeres. Qatar no respeta esos derechos por lo que tratamos de sensibilizar a la gente del mundo para que boicoteen esta Copa del Mundo. Hay que conseguir que se vote de nuevo.
Faltan 1587 días para el inicio de Catar. Nadie sabe qué pasará para esa fecha pues el papel de FIFA desconcierta al no aclarar si se jugará con 32 o 48 selecciones. Desde el momento en que Catar ganó la elección en 2010, se dieron acusaciones de corrupción y sobornos en el proceso de candidatura y votación, además de las acusaciones de violaciones a los derechos humanos. 

Comentarios