Fue en el 2018, Ramón

Foto: Selección Perú.
(Por: Daniel Brown Mansilla) Quizás han sido los seis meses con mayor vértigo en mucho tiempo. En realidad fueron algo más pues desde el año pasado se ha venido cocinando lo que sería este momento pues tras la victoria sobre Nueva Zelanda, lo que más importaba era llegar a la competencia y que se disfrute el hecho de volver a un Mundial y estar entre los grandes. 

Y antes que me salgan con cosas como “no puedes celebrar una derrota”, “estamos eliminados” o varias formas de bajarnos de la escalera de la ilusión, debo decir que en a Rusia, el equipo fue a competir y a aprender. Y creo que en Rusia hemos competido y hemos aprendido que este tipo de torneos se juega con otra intensidad. No debemos quedarnos con este Mundial y con el resultado, nos debe servir para el futuro, para saber qué errores no se debe cometer para los próximos procesos y en especial adaptar un patrón de juego que nos haga fuertes y que preocupe a nuestros rivales. 

El futuro 

Cerremos Rusia y ahora pensemos en lo que pueda pasar más adelante. Tenemos dos amistosos ante Alemania y Holanda en setiembre y para el próximo año, la disputa de la Copa América en Brasil y la posible apertura de las Eliminatorias para Catar 2022. 

Foto: infoaguilares
Nombre tenemos para próximos torneos: Anderson Santamaría y Pedro Aquino fueron las piezas de recambio más empleadas en el Mundial y junto a Wilder Cartagena pintan como los jugadores con permanente convocatoria. No olvidemos tampoco a Renato Tapia y Edison Flores, que ganaron más experiencia y ritmo de competencia en estos juegos mundialistas. 

Y también, tengamos en consideración nombres que no fueron tomados en cuenta como los de Luis Abram, Sergio Peña y el propio Cristian Benavente. Lo que sí será una tarea titánica, es buscar un “9” que tome el lugar de Paolo Guerrero en caso el capitán opte por dejar la Selección. ¿Iván Bulos? ¿Beto da Silva? Por lo pronto el “Depredador” dijo que sentía que aún puede aportar a la Selección. 

infoaguilares
André Carrillo ha sido la figura de Perú en Rusia 2018. No solo anotó el primer gol peruano en el torneo sino que silenció los cuestionamientos que se hacían a su presencia en el equipo titular. Pero “Culebra” demostró que con mejor decisión podía destacar y no ha decepcionado. Lo mejor para él será ir a un club que le permita tener más minutos y mayor exigencia para así, ir ganando experiencia que servirá para el futuro. 

Y finalmente, Ricardo Gareca debe quedarse. Hemos por fin respetado un proceso y nadie duda que su liderazgo ha sido clave para el éxito de la Selección Peruana. El deseo de la FPF, jugadores e hinchas es firme y el argentino es al final quien tiene la última palabra. Mejor lugar para trabajar como el Perú, imposible y el “Tigre”, debe pensar con la cabeza y por qué no, con un poco del corazón. 

A levantarnos. Arriba Perú. 

Comentarios