El fin de la "Generación Dorada"

Han pasado 10 años desde la conformación de una Selección Chilena que dio mucho para hablar.  Con la derrota ante Paraguay en Santiago en las últimas Eliminatorias, se empezó a gestar el cierre del que para muchos es la mejor generación de futbolistas que a dado Chile en su historia y que tuvo como punto final, la derrota ante Brasil en Sao Paulo y la negativa a la participación del campeón de América en el Mundial de Rusia 2018. 

El hincha chileno se aferraba a las últimas esperanzas para poder dar una sorpresa. La Copa América del 2015 y una cumplidora participación en la Copa Confederaciones daban un poco de ilusión a una clasificación de Chile al Mundial. Pero ante Brasil, las ausencias de Arturo Vidal, Marcelo Díaz, el “Gato” Silva y un lesionado Charles Aránguiz se hicieron sentir. Chile aguantó el primer tiempo en el Allianz Parque, pero errores continuos costaron caro y el Scratch se dio un banquete contra "La Roja".

En el Mundial Sub 20 del 2007, Chile vio en Arturo Vidal y Aléxis Sánchez a los jugadores del futuro. Con el tercer lugar ganado en esa competición, Marcelo Bielsa recibió a una nueva generación de jugadores a quienes inculcó un fútbol de velocidad y mucha presión sobre el rival. Con este dúo, más la seguridad de Claudio Bravo y la contundencia de Humberto Suazo de cara al gol, Chile clasifició al Mundial de Sudáfrica, evento al que llegó hasta octavos de final. 

En 2011 llegó Claudio Borghi y se dio una etapa muy irregular, El "Bichi" fue despedido tras un mal papel en la Copa América 2011 y en el principio de las Eliminatorias para el Mundial Brasil 2014. Jorge Sampaoli tomó la posta por su conocida devoción por Bielsa y le devolvió rapidez y presión a su equipo. Clasificación al Mundial de Brasil y tras una primera fase en que resistió el llamado "Grupo de la Muerte" (con triunfo sobre España incluido". nuevamente fue eliminado en octavos de final ante Brasil, por definición vía penal. 

En el 2015, Chile organizó la Copa América y la ganó por primera vez con su "Generación Dorada". El cuadro local le dio un golpe a la historia y con un final emotivo, derrotó por penales a Argentina. Alexis Sánchez anotó quizás el gol más importante en la historia de Chile en el penal definitivo. Era el corolario para una labor estupenda de Sampaoli al frente de la Selección y al parecer, todo indicaba que se daba una clasificación tranquila para Rusia 2018 pero no fue así. 


En el 2016, Sampaoli dejó el cargo en medio de la campaña para el Mundial y fue reemplazado por Juan Antonio Pizzi, de regular trabajo en la Universidad Católica pero inexperto, como su compatriota, en trabajo a nivel selección. Bajo su mando, Chile ganó la Copa América Centenario, el segundo título para Chile. En ese torneo, Vidal, Sánchez, Vargas y compañía aplastaron a la selección mexicana 7 a 0 y le volvieron a ganar la final a Argentina, también por penales. 

En la Copa Confederaciones 2017, Chile estuvo cerca de ganar otro certamen pero fue derrotada en la final por Alemania. Con todos los antecedentes previos, Chile era candidato a ocupar un lugar seguro entre los cuatro que iban al Mundial de manera directa, pero no fue así. Chile fue presa de la irregularidad y también de algunas decisiones que no fueron bien tomadas por Pizzi. 

El desgaste fue evidente, Pizzi no explicó la marginación de nombres como Marcelo Díaz. Además, se habló mucho de soberbia, falta de humildad y carencia de triunfo en su plantel, además de las peleas internas. Ahora, viene una etapa de incertidumbre, resumida en una frase de Gary Medel: "Me quedo con lo mejor de los 10 años, lo ganado está".

Comentarios