Se realizó con éxito la octava edición del Inka Challenger en la playa Santa María


Una carrera de obstáculos donde más de dos mil competidores se retaron a sí mismos y pusieron a prueba su máximo nivel físico, fue uno de los retos que tuvieron que cumplir los participantes en la octava edición del Inka Challenge, que tuvo como Presentador Oficial a Reebok. El evento se realizó el último domingo a las 7:00 a.m. teniendo como escenario la Playa Santa María, ubicada en el kilómetro 49 de la Panamericana Sur.

Entre los obstáculos que superaron los participantes, estaba el obstacúlo que tiene como nombre Tarzán donde tuvieron que treparse de unas cuerdas para llegar al segundo reto, estuvo también el miedo a las alturas, el rampeo de cuerda, pasamanos, fuerzas opuestas, muros inclinados, alfombra de llantas, equilibrio de troncos y sube y baja.

En el día central del Inka Challenge, se realizaron algunos entrenamientos para que los atletas se vayan ambientando con la fuerza que se requiere para superar los obstáculos, la intensidad que representa competir en una prueba en las arenas de Santa María y para ganar resistencia física que necesitarían durante el desarrollo de las carreras hasta llegar a la meta en la 5k y 10k, también se pudo apreciar el verdadero espíritu que mueve al evento, la motivación de poder superar sus propios límites, a nivel personal o junto a su equipo.

El evento del Inka Challenge, presentado por Reebok estuvo cubierto con ambulancias y tópicos. Todos los participantes contaron con un seguro proporcionado por la organización y vivieron la adrenalina en equipo. 

Por: José Antonio Valderrama Ahumada.

Comentarios