Jenny Ventocilla se viene preparando con ahínco para los Juegos Parapanamericanos Lima 2019

Foto: Prensa Lima 2019.

La para deportista Jenny Ventocilla tiene 47 años y es integrante del equipo nacional de Para bádminton, que participará en los Juegos Parapanamericanos, que se inician el 23 de agosto.


Encontró en este Para deporte una nueva motivación, luego de un accidente que le causó la pérdida de uno de sus miembros inferiores.

“Con la cercanía de los Parapanamericanos me encuentro muy contenta, porque ni la edad, ni la discapacidad, son una barrera para seguir adelante”, nos dice Jenny, quien recalca que “la meta es representar y dejar en alto al Perú en los Parapanamericanos”.  

El 29 de agosto se inicia el Para bádminton en el Polideportivo 3 de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA) y, para eso, Jenny junto al equipo nacional, viene entrenando, a doble turno, de lunes a viernes.

Jenny está alojada en la VIDENA, como parte de su entrenamiento, lo que representa un sacrificio adicional. “Estoy orgullosa por lo que estamos haciendo, porque uno deja un montón de actividades y también a la familia. Tengo dos hijos y sé que todo sacrificio tiene su recompensa y ese es el podio”, resalta Jenny.

Los Parapanamericanos marcarán un antes y un después, no solo a nivel deportivo, sino también en la propia sociedad. “Espero que los padres entiendan que ser una persona con discapacidad no implica que no se pueda hacer deporte. Hago un llamado a todas las personas con discapacidad, a que no tengan miedo, porque los va a ayudar a ser mejor persona y así salir adelante en todos los aspectos”, comenta Jenny.

La venta de entradas para los Parapanamericanos se inició el lunes 3 de julio. Los deportistas nacionales esperan el aliento incondicional de los aficionados locales para ir en busca de una medalla.  

“Que nos vayan a apoyar que van a ver algo muy nuevo, que todos nos alienten de todas las formas y así esperamos encontrar los estadios llenos”, finaliza Jenny Ventocilla.

Fuente: Prensa Lima 2019.

Por: José Antonio Valderrama Ahumada.

Comentarios