Selección peruana masculina de voleibol termina gira caribeña con triunfos sobre Cuba

Foto: Prensa FPV.

Fueron 15 días de una gira bajo el sol caribeño. Un viaje que pareciera de placer para disfrutar de las paradisíacas playas cristalinas que regala Punta Cana o Varadero, pero, no: la selección masculina de voleibol, dirigida por el estratega cubano Juan Carlos Gala, y capitaneado por Eduardo Romay, se insertó en suelo quisqueyano y antillano sometiéndose a las rigurosas exigencias de los sextetos de República Dominicana y Cuba, dos sparrings de alta talla que cumplieron con la labor de evidenciar el desarrollo y el nivel que hasta ahora viene alcanzando nuestra representación nacional. 


Las vacaciones quedaron a un lado, aunque de igual manera el extenuante calor no fue de unas agradables vacaciones, sino otro de los rivales a vencer.

La primera parada de la ‘Blanquirroja’ masculina fue frente a República Dominicana con cuatro encuentros exigentes (15, 16, 17 y 18 de mayo), donde Perú mostró competitividad frente a un adversario de mayor rodaje internacional y más experiencia de trabajo grupal. Esta serie de partidos ante el conjunto quisqueyano sirve para potencia el trabajo de cara a los Juegos Panamericanos Lima 2019, y para continuar reforzando los objetivos a largo plazo.

“Estamos satisfechos con el trabajo. El equipo ha evolucionado y ha mostrado elementos que venimos trabajando en los entrenamientos. Jugamos contra un rival de calidad y contra el calor sofocante que llega a una magnitud poco acostumbrada por nosotros, pero nos sirve mucho para lidiar y solventar estás dificultades. El domingo continuaremos la gira, rumbo a Cuba”, expresó Sixto Mendoza.

El 19 de mayo la selección enrumbó vuelo hacia la Habana. En tierra antillana la ‘fuerza Blanquirroja’ jugaría siete choques frente a la selección cubana U21, representación que acababa de ganar el Panamericano de la categoría en Lima.

Los tres primeros choques ante Cuba fueron derrotas (3-0, 3-0 y 3-1), quizá lecciones que servirían para ir afinando y sintiendo el rigor. Posteriormente, los tres encuentros siguientes, Perú levantó cabeza, ajustó sus piezas y aplicó las instrucciones que el comando técnico viene ensayando en las prácticas: la ‘Bicolor’ consiguió triunfos con marcador 3-1, 3-0 y 2-1. Tal vez para muchos no pareciera resaltante, o solo sería un resultado producto de la exigencia del compromiso en juego. Pero, no, la trascendencia y el rival son importantes, sobre todo tomando en cuenta los precedentes en resultados amistosos u oficiales: antes no se le había ganado a los antillanos, lo cual sirve para las estadísticas y la historia de este seleccionado que continúa evolucionando. Así mismo lo reafirma el capitán, Eduardo Romay.

“El año pasado no le pudimos ganar a este mismo rival. Considero que el desarrollo y la evolución desde 2018 hasta hoy, es evidente. El trabajo que se hace con el cuerpo técnico, que conduce el profesor Juan Carlos Gala, se ve refrendado con estos buenos compromisos. Los resultados se han visto. Las giras y viajes que ahora hacemos, como plan de trabajo, es beneficioso. Es un idea fraguada por el comando técnico y la federación, lo cual ha sido importante para darle un cambio al vóley masculino”, expresó.

El joven, pero experimentado capitán de la selección peruana de voleibol masculino, Eduardo Romay (1,99 m), es consciente en afirmar que Perú pueda lograr una posición decorosa en los juegos Panamericanos Lima 2019. Sabe que los rivales a enfrentar como Puerto Rico, Argentina y Cuba, “serán de las selecciones de alto nivel y con mucho protagonismo a nivel internacional, pero que de igual forma darán pelea, y buscarán dejar una buena imagen, sobre todo para que se muestre el actual nivel de nuestro voleibol masculino” puntualizó.

Fuente: Prensa FPV.

Por: José Antonio Valderrama Ahumada.

Comentarios