Liverpool es el nuevo monarca de Europa

Foto: Internet
Liverpool se quedó con la final inglesa de Champions League. Los "reds" derrotaron 2-0 a Tottenham en partido disputado en el "Wanda Metropolitano" de Madrid y lograron su sexta corona europea tras catorce años de espera.


Liverpool es consagrado a los mitos y símbolos. El sonido Beatle, el You'll never walk alone, Anfield y ahora Jürguen Kloop son parte de la mística de una ciudad.  

Poco fútbol pero si tensión en la final disputada en Madrid. Sirvieron a Liverpool los goles en momentos claves y a la vez impensados en el partido. Y la reacción del Tottenham fue tardía, diferente a lo que vimos en la revancha ante Ajax. 

El partido inició con la rápida ventaja en favor del cuadro de Kloop. Apenas a los 26 segundos del partido, una mano en el área de Sissoko fue cobrada por el juez del partido. Mohamed Salah cambió la falta por gol tras definir con potencia ante el arquero Hugo Lloris. 

En el minuto 87, Divock Origi recibió por la izquierda y con un remate cruzado, venció la resistencia de Lloris. El belga volvió a ser fundamental, como ante Barcelona en la semifinal, pero esta vez para asegurar el título. 

Los "reds"

Liverpool tuvo una columna vertebral para destacar con Van Dijk y Matip como pilares en la defensa. Alexandre-Arnold y Robertson fueron dos cazadores de las bandas y claves en determinados momentos del certamen. Y el ataque, como el año pasado, fue contundente con Salah (5), Firmino (4) y Mané (4). 

En la final de Madrid, la figura fue Allison Becker, el arquero de los 75 millones de dólares y que tuvo participaciones memorables en el partido. Sobre sus manos reposó el 50% de la "Orejona". 

Pero el arquitecto es Jurgen Klopp, su primera Champions en tres intentos y su primer título con Liverpool desde su llegada hace tres temporadas. Es el subcampeón de Inglaterra pero el inobjetable número uno de Europa gracias a la presión, carrera y remate, replegarse y salir con potencia para comerse a sus rivales. 

Comentarios