Melgar y San Lorenzo empataron sin goles por la fase de grupos de la Copa Libertadores de América

Foto: AFP.

Se esperaba más y no pasó nada. El FBC Melgar y el Atlético San Lorenzo de Almagro empataron sin goles este martes en la apertura del Grupo F de la Copa Libertadores de América 2019, en partido disputado en el estadio Monumental de la UNSA de Arequipa.


El partido entre los rojinegros y los Cuervos se quedó en promesa de ser un buen encuentro, aunque ambos elencos dejaron al descubierto la falta de efectividad, de precisión y ambición para llevarse los tres puntos.

El cuadro arequipeño, que no disputó su encuentro por el torneo local este fin de semana, tardó en meterse al partido. Ante un cuadro argentino que llegaba con el peso de no ganar un encuentro desde octubre del año pasado.

El equipo dominó, dirigido por el argentino Jorge Pautasso, estuvo con un juego desconocido con pases errados y sin orden en el medio sector, mientras los dirigidos por Jorge Almirón mantuvieron el toque pero sin arriesgarse por temor de los 2 mil 335 metros de altitud de Arequipa.

Foto: AFP.

Los minutos iniciales fueron del conjunto visitante, quienes tomaron la iniciativa aprovechando que los rojinegros no presionaban en el arranque del partido. Esto, hizo que la defensa rojinegra pasara varios apuros durante los primeros 45 minutos.

En la segunda mitad, el técnico Pautasso realizó algunas variantes buscando mayor profundidad en el ataque y lograr hacer daño al cuadro rival, sin embargo San Lorenzo se arropó bien en defensa y trataba de buscar contragolpes rápidos.

En los minutos finales, el 'Ciclón' apeló a buscar asegurar el punto en Arequipa, mientras que Melgar, que jugó uno de los partidos más bajos en sus últimas actuaciones en la Copa Libertadores, no encontró cómo hacer daño y por tanto, abrir el marcador.

Ahora, el 'Dominó' esperará a su próxima actuación, nada menos que ante Palmeiras en Brasil el próximo 12 de marzo, mientras que San Lorenzo recibirá a Junior de Barranquilla un día después.

Fuente: Andina.

Por: José Antonio Valderrama Ahumada.

Comentarios