Rally Dakar 2019: Nasser Al-Attiyah gana cuarta etapa, peruanos Salaverry y Fuchs vienen destacando

Foto: Andina.

La adrenalina continúa. El catarí Nasser al-Attiyah (Toyota) se consolidó este jueves como líder del Rally-2019 al ganar la cuarta etapa que se corrió entre las localidades peruanas de Arequipa y Tacna.


Ganador de la primera etapa, el catarí llegó a la meta este jueves en 3h38m49s con una diferencia de 1 min 52 seg sobre el francés Stéphane Peterhansel (Mini) y 8 min 49 seg antes que el polaco Jakub Przygonski (Mini).

La cuarta etapa fue de 664,0 km, incluyendo una especial cronometrada de 405,0 km. 

En la clasificación general, al-Attiyah sigue a la cabeza, pero aumenta su ventaja a 8:55 sobre Peterhansel. 

En la categoría autos, la quinta etapa se disputará el viernes entre Tacna y Arequipa. 

Foto: Andina.

Salaverry y Fuchs continúan destacando

Los peruanos José Salaverry y Nicolás Fuchs, que compiten en Side by Side (UTV) y autos, respectivamente, se mantienen como los mejores ubicados en cada una de sus categorías en esta edición 2019 del Rally Dakar.

Salaverry se ubicó en el puesto 14 de la clasificación general en los UTV, mientras que Fuchs se consolidó en el décimo octavo lugar en los autos.

En motos, el mejor ubicado es César Pardo en el puesto 46, seguido por el peruano – español Israel Borrell (59), Lalo Burga (60), Sebastián Cavallero (75), Carlo Vellutino (87) y Roberto Vecco (98). 

Mientras que en quads (cuatrimotos), Emilio Choy se posicionó en el puesto 17, en tanto que Christian Málaga, que viene de una lesión muy fuerte, hasta el cierre de esta nota no culminaba la especial.

En autos, Francisco León se posicionó del puesto 29 de la general, seguido por Fernando Ferrand Malatesta y Fernando Ferrand del Busto (37).

Como se recuerda, la etapa era la denominada maratón, en la que se dividieron en dos grupos, los autos, UTV y camiones se dirigieron a Tacna; mientras que las motos y cuatrimotos lo hicieron a Moquegua. 

En esta etapa especial, los vehículos ingresaban a un parque cerrado y no podían recibir ayuda ni asistencia mecánica para arreglar algún tipo de desperfecto.

Fuente: Andina.

Por: José Antonio Valderrama Ahumada.

Comentarios